« turcon: Un informe de la ONU alerta de que la degradación del planeta complica la subsistencia de la Humanidad | Inicio | Borondonia: Un bufido de impotencia »

marzo 31, 2005